Este sitio web usa cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Obtén más información sobre cómo usar las cookies.

x
Aceptar
USA Radio
marzo 11, 2016

Nuestro viaje por los grandiosos paisajes del sudoeste


En cuanto llegamos a la soleada ciudad de San Diego, California, nuestro equipo hizo amigos rápidamente en la oficina de alquiler de vehículos de Alamo antes de subirnos a nuestro lindo Chevrolet Camaro convertible plateado y dirigirnos al hotel. En el asiento delantero, mostrando un rostro bronceado y con su cabello al viento, iba nuestra invitada Ana María, una experta en viajes y derecho, de São Paulo, Brasil. Su experiencia como una reconocida bloguera de viajes la convirtió en una divertida y entendida compañera de viajes cuando fuimos de San Diego a Arizona.

Nuestra primera actividad nos llevó a uno de los tantos puertos de la bahía de San Diego para disfrutar de un tranquilo crucero abordo del Mai Tai, un yate de 13 metros con una hermosa tripulación, abundantes bebidas y perspectivas marinas únicas del perfil de San Diego. El día siguiente estuvo repleto de actividades de playa, pues comenzamos nuestro día con una sesión de surf de remo en el pequeño pueblo costero de La Jolla al norte de San Diego. Después de un abundante y animado almuerzo en el nuevo restaurante de comida fusión mexicana llamado Galaxy Taco, nos fuimos a Torrey Pines y disfrutamos de la hermosa vista de playas inmaculadas y paisajes fantásticos por todas partes. Luego, nos dirigimos hacia Gliderport para volar en parapente. La sensación de elevarnos y volar por encima de acantilados y olas con total libertad fue inolvidable. ¡Es algo que hay que hacer definitivamente! Un rápido paseo en bote por la costa abordo del Patriot Jet Boat para seguir a las aves marinas que migraban nos dejó fríos y empapados.  Después de eso, nos aseamos y nos fuimos a la premiada Ballast Point Brewery, una de las elogiadas cervecerías artesanales de San Diego, para probar algunas de las más finas cervezas artesanales y mariscos de la zona.

Al día siguiente, nos aventuramos en el Monumento Nacional Cabrillo donde pudimos disfrutar de amplias vistas de la ciudad y, más abajo, coloridas marismas llenas de vida. Poco después, cambiamos nuestro convertible por un todoterreno para un viaje más cómodo hacia Temécula, la región vinícola del sur de California. Como llegamos un poco antes del atardecer, nos invitaron a una fantástica comida en el Temecula Creek Inn con vista a extensos campos de golf y las escarpadas montañas del desierto. A la mañana siguiente, nos invitaron a un increíble desayuno típico en el Eat Cafe en el centro de Temécula, seguido de un recorrido por los restaurantes y las tiendas artesanales del centro. Más tarde, fuimos degustaciones de vino en tres viñas distintas que cuentan con inmaculados perfiles de sabor para cada paladar.

Sin darnos cuenta, íbamos ya por el polvoriento camino hacia el Parque Nacional Joshua Tree. Cuando la temperatura empezó a bajar y el sol empezó a ocultarse, nos detuvimos en el Joshua Tree Motel, donde alguna vez se quedó el legendario cantante de música country Gram Parsons. Mientras brillaban los últimos rayos de luz del día, pudimos apreciar un maravilloso baile de colores en el cielo sobre los antiguos árboles de Josué, cactus choya y peñascos de monzogranito. Nos esperaba otro día maravilloso.

A la mañana siguiente, realizamos un recorrido por el parque acompañados de nuestro guardaparque, George Land, y sus muchos relatos y sabiduría sobre la historia de la zona. Luego de almorzar pizza en el centro, nos pusimos en marcha hacia Las Vegas, donde nos registramos en el nuevo y estiloso SLS Hotel en Las Vegas Boulevard. Los tres días y noches siguientes estuvieron repletos de comidas extravagantes, vistas grandiosas desde la rueda de la fortuna High Roller, la torre Stratosphere, la tirolesa, un recorrido en helicóptero al amanecer y un desayuno con champán en los alrededores del Gran Cañón. Nada explica mejor la experiencia de Las Vegas que vivirla tú mismo.

Mientras cruzábamos la Presa Hoover en nuestro camino hacia el borde sur del Gran Cañón, pudimos contemplar la proeza de la ingeniería y la importancia de la historia y el servicio al público de la presa. Nos apresuramos para llegar antes del atardecer al borde del gigantesco cañón al norte de Arizona. Afortunadamente, logramos tomar unas fotografías hermosas desde el borde del abismo antes de que el sol desapareciera. Fue una vista maravillosa de una de las siete maravillas del mundo. Una noche de descanso en el Yavapai Lodge nos preparó para una caminata matutina (otra cosa que debes hacer) antes de dirigirnos hacia la ciudad montañosa de Flagstaff. Una vez ahí, recorrimos en bicicleta el que una vez fue un floreciente pueblo ferroviario y disfrutamos de una cena espectacular en el Tinderbox antes de terminar la tarde en el Observatorio Lowell (donde se descubrió Plutón) para observar las estrellas.

Para concluir el viaje con broche de oro, nos levantamos a las 3:30 a. m. para conducir hasta Sedona y vivir una de las experiencias más singulares del viaje: un paseo en globo aerostático al amanecer. Nada se compara con la sensación de flotar en el aire sin esfuerzo alguno sobre montañas de arenisca roja acompañado solamente por el sonido de los quemadores de propano que te elevan hacia el cielo. Unas horas más tarde tomamos nuestro vuelo para salir de Flagstaff, no sin antes decir “¡Saúde!”, una expresión en portugués que nos enseñó Ana María para brindar por la salud, en agradecimiento de un increíble recorrido por los grandiosos paisajes del sudoeste estadounidense.  

Por Corey Warren

Lee más acerca de este recorrido
¡Bienvenido a Visit The USA!

Ahora que está registrado, puede guardar ideas para el viaje en su maleta.

Comenzar a examinar

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos un enlace para restablecer la contraseña.

Revise su correo electrónico.

Comenzar a examinar

Se modificó la contraseña de su cuenta correctamente. Utilice la nueva contraseña para iniciar sesión.

Comenzar a examinar

Para lograr la mejor experiencia del usuario, el sitio web debe estar configurado para “permitir todas las cookies”. Si sigue adelante sin cambiar esta configuración, se asume que está de acuerdo. Puede cambiar sus configuraciones en cualquier momento desde la parte inferior de la página.

Más información sobre las cookies

Las cookies son archivos de texto muy pequeños que se almacenan en su computadora cuando visita ciertos sitios web.

Utilizamos cookies para simplificar el uso de nuestro sitio web. Puede eliminar las cookies almacenadas en su computadora, pero esta acción tal vez le impida usar ciertas partes de nuestro sitio web.

Si opta por deshabilitar las cookies que no son esenciales, el sitio web le permitirá:

  • iniciar sesión e iniciar sesión en forma automática, durante la sesión;
  • definir su país de origen para ofrecerle la versión más pertinente del sitio.

El sitio web no le permitirá:

  • limitar el mensaje de bienvenida la primera vez que visita el sitio;
  • realizar un seguimiento de cualquier actividad en el sitio a fines analíticos.

Más información sobre las cookies