Skip to main content

Si de comer se trata, la diversidad de la cocina aquí es simplemente increíble. Desde platillos alemanes auténticos hasta BBQ tradicionales y Tex Mex, no existe un límite a todo lo que puedes disfrutar. Puedes elegir entre diversos patios al aire libre con música en vivo o tranquilos rincones bajo techo.

¿Te gustan los buenos vinos? En Fredericksburg y en sus alrededores hay más de 25 bodegas, muchas junto a la Highway 290 a solo minutos al este de Fredericksburg, lo que lo ha convertido en el centro del Texas Wine Country. Una excursión de degustación bastará para que veas por qué estos vinos reciben impresionantes premios nacionales e internacionales. Al igual que los vinos, todas las bodegas tienen diferentes personalidades. En el estilo de la Toscana. Modernas. Encantadoras. Lo que busques, lo tienes. Relájate en alguno de los diversos patios, o también puedes realizar un Barrel Room Tour o asistir a un Winemaker Seminar. Algo es seguro, ningún viaje a Fredericksburg está completo sin una visita a una bodega.

Una de las razones que atraen a miles y miles de viajeros a Texas Hill Country son las grandes atracciones al aire libre. Las flores de primavera crean una alfombra colorida que supera todo lo que puedas imaginar. Aquí se encuentra Wildseed Farms, la granja de flores silvestres más grande del mundo. Durante todo el año, los ciclistas disfrutan de los panorámicos caminos secundarios, y gente de toda edad aprovecha para caminar por Enchanted Rock State Natural Area y dejarse maravillar con su vista de 360 grados. En los puestos de las granjas locales se venden jugosos y dulces albaricoques de verano, una tradición popular de Hill Country.

Cada fin de semana parece un día festivo con todos los festivales de que hace gala esta discreta ciudad de solo 10 000 habitantes. Está el Oktoberfest anual, con música, comida y Biergartens. Luego, se celebra Gran Fondo, perfecto para los amantes del ciclismo. En el Texas Hill Country Film Festival se presentan películas independientes creativas. Y para las familias, nada como Peach JAMboree and Rodeo, y todo esto sin mencionar las actividades de Navidad, que ocupan todo un mes. A muy poca distancia de Main Street está el famoso Luckenbach Texas. Si lo que buscas es verdadera música de Texas en vivo, con guitarras y violines, este antiguo salón de baile es el lugar indicado para ti.

¿Te interesa la historia? En Main Street tienes el Pioneer Museum, donde podrás informarte sobre los colonos alemanes de la región, o puedes visitar el National Museum of the Pacific War, con exposiciones interactivas de vanguardia que atraen a visitantes y entusiastas de la Segunda Guerra provenientes de todo el mundo. Más adelante por la misma calle están los Lyndon B. Johnson State and National Historical Parks, donde los visitantes pueden conocer el hogar y rancho de Texas del presidente n.º 36 de los EE. UU., conocido como el Texas White House.

Y afortunadamente, si hay algo que no falta son opciones de alojamiento. Puedes elegir entre 20 hoteles y más de 400 casas de huéspedes, hospedajes y hosterías únicas, distribuidos por toda la zona, donde podrás disfrutar de la verdadera hospitalidad de Texas.

Dato curioso

The historic Nimitz Hotel, which dates to the 1840s and hosted distinguished guests such as Ulysses S. Grant and Robert E. Lee,  houses the National Museum of the Pacific War.
Ver más

The historic Nimitz Hotel, which dates to the 1840s and hosted distinguished guests such as Ulysses S. Grant and Robert E. Lee, houses the National Museum of the Pacific War.

Hot Air Balloon over Asheville, North Carolina
Ver más

Experiencias cercanas

Ver más experiencias

Sitio de turismo oficial de Fredericksburg

Explorar más