Skip to main content

El primer movimiento artístico de Estados Unidos, la Hudson River School of Painters (escuela de pintores del río Hudson), surgió aquí, con representaciones brillantes de los paisajes exuberantes del valle. Conoce cómo vivían y pintaban en viviendas restauradas, como Olana y Cedar Grove. El arte sigue estando muy presente aquí a través del Storm King Art Center y Dia:Beacon, dos centros de arte reconocidos a nivel mundial.

El magnífico paisaje da lugar a oportunidades recreativas ilimitadas, entre las que se incluye el sendero de 3200 kilómetros de extensión Appalachian Trail (Sendero de los Apalaches), que comenzó aquí. La región es un parque ideal para visitar durante todo el año, ya que ofrece paseos en kayak, escalada de rocas, caminatas, natación, navegación, golf, botes a pedal y más en los meses más cálidos. El invierno atrae a los fanáticos del esquí de fondo y descenso, los amantes del snow tubing, del patín, del snowboard, de las raquetas de nieve y del excursionismo que disfrutan del Hudson Valley cubierto de nieve. No te pierdas el puente Walkway over the Hudson, con sus vistas impresionantes del río y las cadenas montañosas que lo rodean.

Martha Washington tenía una vivienda aquí durante la Guerra de la Revolución, donde recibía a las tropas de su marido George y sus compañeros del ejército. Pasea por fuertes y campos de batalla, y visita las viviendas de los estadounidenses que ayudaron a fundar la nación. Las pequeñas casas solariegas ofrecen degustaciones de platos coloniales y muestran otras habilidades que hoy en día se considerarían “artesanías”.

Hablando de artesanías, hay dos pueblos principales aquí que se especializan en ellas: Woodstock y Sugar Loaf. Dedicadas al arte de lo hecho a mano, las tiendas suelen incluir los estudios de los dueños, quienes felices comparten con las visitas su enfoque artístico. Los fanáticos de las compras se deslumbran con la gran variedad de opciones, desde ropa artesanal hasta prendas de diseño con descuento. Las tiendas de ropa abundan, al igual que las cientos de tiendas de antigüedades, tanto para coleccionistas como para aquellos que solo quieren llevarse un recuerdo de época del Hudson Valley.

Los espíritus de época aún habitan los sitios históricos, y se acercan a conocer a los invitados cuando el espíritu los impulsa. Hay una gran variedad de sitios embrujados en el valle que abren durante todo el año. Incluso aunque no conozcas a los fantasmas de los residentes, se comunicarán contigo mediante una brisa fresca en la nuca o un suave toque en el brazo.

El Hudson Valley combina la emoción de la actualidad con un rico pasado histórico. Navega río arriba por el Hudson River (río Hudson), a través de las Highlands, a la animada capital del estado y explora siglos de alimentos, fenómenos y diversión.

Dato curioso

El pintor Norman Rockwell basó gran parte de su obra en el pueblo de New Rochelle
Ver más

El pintor Norman Rockwell basó gran parte de su obra en el pueblo de New Rochelle

Hot Air Balloon over Asheville, North Carolina
Ver más

Experiencias cercanas

Ver más experiencias

Sitio oficial de turismo de Hudson Valley

Explorar más