Skip to main content

Posiblemente este sea de los lugares más calurosos y secos de Estados Unidos, pero eso no detiene al casi millón de personas que visitan el Parque Nacional Death Valley cada año. A pesar de su ominoso nombre, el parque tiene una gran diversidad de formas de vida y actividades divertidas, como senderismo, cabalgatas, ciclismo y montañismo. Este parque, que se extiende a ambos lados de frontera entre California y Nevada, es el sueño de cualquier aventurero.

El Death Valley consta de 1,3 millones de hectáreas de paisajes desérticos, bosques frondosos y acantilados abruptos. Los climas tan variados hacen de este parque una tierra de extremos y contrastes: mientras los picos más elevados están coronados por una capa de nieve, las laderas se cubren con onduladas dunas de arena. Si bien no llueve mucho, hay hermosos campos de flores silvestres, y los oasis ocasionales constituyen el hábitat de pequeños peces y otras especies. El desierto tranquilo, las asombrosas formaciones geológicas, las dunas de arena y las salinas hacen de este lugar uno de los destinos preferidos por los fotógrafos. Además, existe una gran variedad de actividades para disfrutar del maravilloso paisaje, como pueden ser caminatas, cabalgatas, ciclismo o escalada.

Hot Air Balloon over Asheville, North Carolina
Ver más

Experiencias cercanas

Ver más experiencias

Explorar más