Skip to main content
Salida de la luna sobre Rio Grande en Santa Elena Canyon, Texas

Texas

Big Bend: Una verdadera gran escapada a la naturaleza

Por: Victoria Shepherd

1 of 6
Rafting y paseos en canoa en Big Bend, Texas

Texas

Big Bend: Una verdadera gran escapada a la naturaleza

Por: Victoria Shepherd

2 of 6
Recorrido a caballo por Big Bend, Texas

Texas

Big Bend: Una verdadera gran escapada a la naturaleza

Por: Victoria Shepherd

3 of 6
Recorrido en motocicletas en Big Bend, Texas

Texas

Big Bend: Una verdadera gran escapada a la naturaleza

Por: Victoria Shepherd

4 of 6
Arte rupestre antiguo en Indian Head Ranch cerca de Big Bend, Texas

Texas

Big Bend: Una verdadera gran escapada a la naturaleza

Por: Victoria Shepherd

5 of 6
Impresionantes vistas en Hot Springs Canyon cerca de Big Bend, Texas

Texas

Big Bend: Una verdadera gran escapada a la naturaleza

Por: Victoria Shepherd

6 of 6
  • States:
    Texas

Estaba muy emocionada con mi llegada al lugar más salvaje y aislado en el que he estado, donde la cobertura de teléfono móvil e internet es mínima y hay más de 400 000 hectáreas de terrenos de uso público para explorar.

Sabía que Big Bend, que está en el suroeste de Texas, sería el lugar ideal para recargar pilas y desconectarme por unos días del ajetreo y el bullicio citadino.

Senderismo y ciclismo de montaña

Partí el día muy temprano y mi primera parada consistió en hacer ciclismo de montaña en el Contrabando Multi-Use Trail System (Sistema de Senderos Multiusos Contrabando) en el Big Bend Ranch State Park (Parque Estatal Big Bend Ranch). Con más de 40 kilómetros de carreteras y caminos de interconexión, pude explorar con toda tranquilidad el Chihuahuan Desert (desierto de Chihuahua). Con este paisaje tan cambiante, nunca vi lo mismo dos veces.

Exploring Big Bend on a mountain bike tour

Exploring Big Bend on a mountain bike tour
Ver más

¡Móntalo, cowboy! Con los caballos en Lajitas

Después, visité Lajitas Stables, donde Linda me presentó a Candy, un hermoso caballo alazán. Después de ensillar en el corral y tomar una breve clase de reforzamiento de equitación vaquera, me aventuré en un recorrido guiado. El paisaje circundante, con rocas escarpadas y muchos cactus, parecía sacado de una película de John Wayne.

Cuando volvimos, disfruté de un delicioso almuerzo en el Candelilla Café, parte del lujoso Lajitas Hotel and Golf Resort, ubicado entre el parque nacional y el parque estatal de Big Bend. Después de almuerzo, recorrí los jardines y aprecié las amplias vistas del campo de golf.

Big Bend National Park impresionante

Luego, conduje hasta el cercano Big Bend National Park (Parque Nacional Big Bend) y la verdad es que no estaba completamente preparada para el increíble paisaje que me encontraría. Mientras más lejos de la civilización, más impresionantes las vistas. Las montañas de roca roja se extendían hasta donde me alcanzaba la vista. Cuando finalmente llegué a mi destino, Santa Elena Canyon, un cañón vertical de 457 metros en la frontera entre Estados Unidos y México, viajé en canoa por el encantador Rio Grande River, una experiencia que me dejó sin palabras.

Big Bend también es un sueño para los aficionados a las caminatas , con más de 240 kilómetros de senderos para explorar. Las elevaciones llegan casi a los 2440 metros en Emory Peak que es parte de las Chisos Mountains (montañas Chisos), la única cordillera de Estados Unidos que se encuentra enteramente dentro de los límites de un parque nacional.

Chisos Mountain Lodge at Big Bend National Park

Chisos Mountain Lodge at Big Bend National Park
Ver más

Pueblo fantasma de Terlingua

Más adelante esa misma tarde, visité la ciudad histórica minera de Terlingua, que se ha revitalizado con tiendas de ropa para exploración, restaurantes y galerías. La mejor forma de terminar la noche fue cenando en The Starlight Theatre Restaurant and Bar mientras escuchaba música en vivo. El crepúsculo dio paso a un cielo nocturno repleto de brillantes estrellas como diamantes.

Marathon: La última parada

Al día siguiente, conduje tranquilamente durante dos horas por la carretera hacia el norte hasta llegar a la pintoresca ciudad de Marathon, la puerta de entrada oriental al Big Bend National Park. El Gage Hotel, completamente restaurado, es el lugar perfecto para relajarse antes de finalizar, o comenzar, tu viaje. Después de una comida increíble con música en vivo, me retiré a mi habitación. La mañana siguiente, antes de salir, di un paseo por los Gage Gardens (Jardines de Gage), 11 hectáreas de flora ajardinada y perfectamente cuidada.

¡Qué viaje! Agarra tu equipo y el pasaporte y considera volar hasta el Midland International Airport. Alquila un auto y conduce tranquilamente a través de Big Bend y las montañas del oeste de Texas. ¡No te arrepentirás!

Más información

Explorar más