Skip to main content
Posturas de yoga en una formación rocosa en el Grand Canyon National Park en Arizona
1 de 1
  • Estados:
    Arizona
    California
    Colorado
    Maine
    Ohio

Cualquier persona que haya practicado yoga te dirá que no es fácil.

Perfeccionar esta disciplina de la mente, el cuerpo y el alma en un estudio es difícil, pero ¿poner a prueba estas habilidades al aire libre? Eso sí que es un desafío.

“Practicar en la naturaleza puede ser un desafío”, dice AJ Govoni, una entrenadora de estilo de vida activo que estudia y enseña yoga en todo el mundo. “Puede poner a prueba ciertas cualidades como la paciencia, la relajación y el enfoque”.

Esta es la razón por la que los parques nacionales de EE. UU. son un gran recurso si quieres agregar un cambio de escenario a tu práctica de yoga mientras estás de vacaciones. Las organizaciones públicas y privadas ofrecen desde sesiones de una hora hasta retiros de varios días en parques nacionales por todo el país, desde el paisaje desértico del suroeste hasta los picos escarpados de las Rocky Mountains (montañas Rocallosas) de la costa de Nueva Inglaterra. A continuación, te mostramos cinco parques nacionales que ofrecen impresionantes paisajes para pararse de manos y saludos al sol.

Cuyahoga Valley National Park, Ohio

Durante el verano y el otoño, los residentes de Ohio y visitantes de los parques se reúnen para disfrutar de un hermoso bosque durante una de las sesiones de yoga al aire libre gratis en el Cuyahoga Valley National Park (Parque Nacional Valle Cuyahoga), a unos 30 kilómetros al sureste de Cleveland. Las clases de otoño que aprovechan los colores cambiantes de la vegetación son particularmente espectaculares y son para todos los niveles de habilidad.

Belleza otoñal en Brandywine Falls en el Cuyahoga Valley National Park

Belleza otoñal en Brandywine Falls en el Cuyahoga Valley National Park
Ver más
Más información

Grand Canyon National Park, Arizona

Grand Canyon National Park (Parque Nacional del Gran Cañón) en el norte de Arizona, a aproximadamente 360 kilómetros al norte de Phoenix, ha sido, desde hace mucho tiempo, un lugar de reunión espiritual para las comunidades indígenas estadounidenses del suroeste. Puedes experimentar la belleza natural y la importancia espiritual de este parque nacional al participar en un retiro de yoga organizado por la Grand Canyon Association, la asociación oficial sin fines de lucro del parque.

Momentos tranquilos sobre un acantilado en el Grand Canyon National Park

Momentos tranquilos sobre un acantilado en el Grand Canyon National Park
Ver más

Joshua Tree National Park, California

La inspiración para tus posturas puede provenir del árbol de Josué, el tocayo de este parque en el sur de California. Este árbol espinoso vive a través de las 321 000 hectáreas del parque, a 210 kilómetros al este de Los Ángeles. Los brazos de los árboles se doblan en todo tipo de posiciones que son evocadoras de posturas de yoga. Seguro podrás intentar diferentes posturas en el Joshua Tree National Park (Parque Nacional de Árboles de Josué) en un retiro de yoga organizado por la University of California San Diego Recreation (recreación de la Universidad de California San Diego).

Persona medita en una roca en el Joshua Tree National Park

Persona medita en una roca en el Joshua Tree National Park
Ver más

Acadia National Park, Maine

En un retiro de varios días proporcionado por varios vendedores y organizaciones, puedes experimentar las cualidades calmadas y meditativas de los numerosos cuerpos de agua en el Acadia National Park (Parque Nacional Acadia), Maine, ubicado a aproximadamente 70 kilómetros al sureste de Bangor, Maine. Si confías en tus habilidades de equilibrio, pon a prueba tus posiciones mientras flotas en un bote a pedales en el medio de un lago.

Reflejos en Jordan Pond en el Acadia National Park

Reflejos en Jordan Pond en el Acadia National Park
Ver más
Más información

Rocky Mountain National Park, Colorado

Las clases gratuitas de yoga se ofrecen durante todo el verano en Estes Park, a unos 110 kilómetros al noroeste de Denver, Colorado, en las laderas del Rocky Mountain National Park (Parque Nacional de las Montañas Rocallosas). Que el sudor no te detenga: el aire fresco de la montaña por seguro te refrescará.

Govoni tiene un consejo para aquellos que decidan disfrutar del aire libre en Estados Unidos mientras pasan de la postura “Del perro hacia arriba” a la “Del perro hacia abajo”:

“Anda sin expectativas y abierto al hecho de que tu mente y cuerpo se pondrán a prueba de maneras a las que puede que no estés acostumbrado”, afirma. “¡Pararse de manos es mucho más difícil en la arena! Sin embargo, estas dificultades y desafíos más pequeños pueden enseñarnos mucho más. Así que disfruta la práctica del yoga cuando estés al aire libre”.