Skip to main content
Amanecer en Cadillac Mountain, en Acadia National Park

Maine

Descubriendo los diversos encantos de Maine

Por: Fatima Von

1 de 5
El barco pesquero de langostas Finestkind, en Perkins Cove en Ogunquit, Maine

Maine

Descubriendo los diversos encantos de Maine

Por: Fatima Von

2 de 5
Una gran geoda encontrada en Bethel Outdoor Center

Maine

Descubriendo los diversos encantos de Maine

Por: Fatima Von

3 de 5
Pintorescas tiendas en el centro de Bar Harbor, Maine

Maine

Descubriendo los diversos encantos de Maine

Por: Fatima Von

4 de 5
Paseando por la larga costa de Ogunquit Beach

Maine

Descubriendo los diversos encantos de Maine

Por: Fatima Von

5 de 5
  • Estados:
    Maine

A medida que salgo del avión, ya siento que me espera algo especial en Maine.

Desde la pequeña ventana del avión, admiré la impresionante costa, el paisaje verdoso y montañoso y el litoral lleno de un sinnúmero de islas pequeñas. De pronto, una larga playa apareció en mi campo visual. En ese momento supe que habría infinitas oportunidades para explorar y relajarse a lo largo de la escarpada y panorámica costa. Y me han dicho que hay excelentes tiendas y exquisita comida a la espera.

El encanto de la ribera

Aterricé en Portland, Maine, y viajé por alrededor de 90 minutos en dirección al sur, hacia el pintoresco pueblo de Ogunquit. Después de registrarme, me dirigí a Ogunquit Beach, una magnífica e interminable playa de arena blanca, donde disfruté de mi primera tarde observando los inolvidables colores que creaba la puesta de sol reflejada en el océano Atlántico. A la mañana siguiente conduje desde Ogunquit (un tranquilo y hermoso pueblo fundado alrededor del año 1640) hacia Perkins Cove, un singular pueblo pesquero cercano en Nueva Inglaterra. Aquí abordé un barco pesquero de langostas, el Finestkind, y recorrí la costa de Ogunquit. Grant, un auténtico pescador de langostas y emprendedor local, me mostró orgullosamente cómo instalaba sus trampas y cómo atrapaba langostas. A medida que navegamos bajo el famoso puente peatonal en Perkins Cove, observo con gusto cómo el puente levadizo se levanta mientras nuestro barco pasa; fue un momento espectacular.

Exploring the sandy beaches of Ogunquit, Maine

Exploring the sandy beaches of Ogunquit, Maine
Ver más

Mariscos de Maine

Es obligación probar la famosa langosta de Maine. Billy’s, uno de los restaurantes del puerto, se veía particularmente atractivo. Obviamente, busqué la langosta más grande. Terminé pidiendo una que pesaba casi dos kilos y, sorprendentemente, logré comerme todo. Sin lugar a dudas, fue la mejor langosta que he comido en mi vida. La langosta de Maine realmente hace honor a su reputación. Después de eso, volví a Ogunquit a través de Marginal Way, un sendero de dos kilómetros con una hermosa vista. Pasaban surfistas, personas paseando en kayak, aves y otros senderistas. La magnífica y rocosa costa me deslumbró. Maine brilla en un espectro de colores.

Beautiful view of Perkins Cove

Beautiful view of Perkins Cove
Ver más

Acadia National Park

La mañana siguiente demandó que me levantara temprano. Nos dirigimos a Cadillac Mountain en Acadia National Park (Parque Nacional Acadia) para presenciar un amanecer inolvidable. A una altura de 466 metros, estaba fascinada con la vista ilimitada que tenía del océano, las islas y el bosque. Aparece una mística niebla y, sin mayor esfuerzo, se transforma en dramáticos tonos rojos a lo largo del horizonte. Es otro momento de asombro para mí. Como había pedido prestada una bicicleta el día anterior, salí en ella mientras disfrutaba el fantástico paisaje al amanecer. Qué maravillosa forma de explorar la belleza natural de Acadia National Park.

Experiencing sunrise at Acadia National Park

Experiencing sunrise at Acadia National Park
Ver más
Más información

El centro de Bar Harbor

En la tarde, descubrí Bar Harbor, un antiguo pueblo pesquero a los pies de Acadia National Park. Mientras paseaba por West Street (antiguamente llamada Millionaire’s Row), encontré muchos restaurantes, bares y adorables tiendas. También había encantadoras galerías donde hay exhibiciones de talentosos artistas locales. En De’Alessio Gallery, tuve la suerte de poder conocer al artista. Mientras el sol comienza a esconderse, me dirigí rápidamente a Cadillac Mountain una vez más para echar otro vistazo. La vista panorámica no me decepcionó. Fue un tanto agridulce decirle adiós al mismo tiempo a Acadia National Park, Bar Harbor y al atardecer de profundos tonos rojos y violetas.

Meeting the owner and artist of D’Alessio Gallery in Bar Harbor

Meeting the owner and artist of D’Alessio Gallery in Bar Harbor
Ver más

Actividades al aire libre

En mi último día, visité el Bethel Outdoor Center (Centro al Aire Libre de Bethel). Entre las muchas actividades que había, elegí "enjuagar". Esto implica tomar un balde de tierra que tienes que tamizar. Pueden o no aparecer minerales preciosos de las minas aledañas que siguen activas. Una vez más, tuve suerte. Escondí mis bellas piedras para llevármelas a casa mientras atravesaba el Burma Bridge (Puente Burma), que mide 150 metros de largo. Mientras caminaba por el puente, que fue cuidadosamente construido (al dueño le tomó cinco años terminarlo), lo asimilé todo; este era un momento destacado de mi viaje.

Mining for gems at the Bethel Outdoor Center

Mining for gems at the Bethel Outdoor Center
Ver más
Más información

Maine es una maravilla: excelente comida, gente amigable, naturaleza, paisajes costeros rocosos, islas y montañas. Querido por muchos, este destino para todo el año tiene mucho para ofrecer, especialmente en los agradables meses de verano con sus características noches frescas. Inspiradora y asombrosa, saca al explorador que llevamos dentro. Conmigo fue así.

Más información
Explorar más