Skip to main content
Dog Chapel
1 de 1
  • Estados:
    Vermont

Pequeña capilla que celebra el vínculo espiritual entre los perros y los humanos.

En 1998, el artista popular Stephen Huneck falleció y volvió a la vida cinco minutos después. Stephen estaba luchando contra el síndrome de dificultad respiratoria aguda y, tras su recuperación, dijo que la experiencia cercana a la muerte, junto con lo que su esposa le enseñó sobre el amor, y el cariño que sentía por las cosas más simples que no valoramos tuvieron un efecto muy profundo en él. Además, como artista, compartía los sentimientos que tenía hacia los demás a través del arte.

Poco tiempo después de que Huneck regresara a casa con su esposa y sus tres perros, tuvo la idea de “construir una capilla que celebrara el vínculo espiritual que teníamos con nuestros perros y que estuviera abierta a ellos y a las personas de cualquier fe o creencia”. Huneck creó la capilla en la Dog Mountain (montaña de los Perros), en su granja que quedaba en la cima de una montaña en St. Johnsbury, Vermont.

Según su sitio web personal, Huneck la diseñó “pensando en una capilla de pueblo pequeño, con el estilo de Vermont en la década de 1820, adaptada bastante bien al entorno de montañas ondulantes y pastizales”. “La torre blanca apunta hacia el cielo, y en la parte superior hay un labrador con alas que se impulsa con el viento y proclama que este lugar tiene una afinidad especial con los perros”. En el momento en que entras a la capilla, te inunda la luz que pasa por los vitrales que tienen imágenes de perritos, y te maravillan las estatuas. Las paredes del interior están cubiertas con notas escritas a mano y fotografías de perros y otros animales que han fallecido, además, las mesas ofrecen algunas delicias para los visitantes caninos.

En honor al vínculo entre los humanos y los perros

La Dog Mountain está llena de varias esculturas de perros; en un sector hay una fila de pilares con bustos caninos y, en otro, un pequeño hombre en un traje formal que pasea a su perro. Fuera de la capilla hay un letrero que dice: “Bienvenidas todas las creencias y todas las razas. No se permiten dogmas”.

En enero del 2010, la Dog Chapel (Capilla de los Perros) y las demás galerías de Huneck sufrieron el golpe de la recesión económica, y Huneck se vio obligado a despedir a la mayoría de sus empleados. Falleció una semana más tarde. Su esposa, Gwen, continuó operando la capilla, hasta que ella también falleció en el verano del 2013. Sin embargo, el personal sigue manteniendo la visión de los fundadores, y la Dog Mountain sigue estando abierta al público de manera gratuita.

Lo que debes saber antes de ir

Se encuentra a tres kilómetros al este de St. Johnsbury. Cuando llegues a la Rt. 2 (ruta 2), gira a la izquierda en la Spaulding Road (calle Spaulding) y sigue derecho; luego, verás un camino empedrado que gira hacia la Dog Mountain.

Contenido creado originalmente para Atlas Obscura.

Más información
Explorar más