Skip to main content
Parques Nacionales: Una Aventura en América Salvaje

California, Utah

Entrevista al director de Parques Nacionales: Una Aventura en América Salvaje Greg MacGillivray

Por: Michael Yessis

1 de 1
  • Estados:
    California
    Utah

La visión para Parques Nacionales: Una Aventura en América Salvaje

La película Parques Nacionales: Una Aventura en América Salvaje, presentada por Expedia y Subaru, surgió del célebre creador de documentales Greg MacGillivray. MacGillivray, un veterano del cine que ha realizado 38 películas en pantalla gigante, aportó al proyecto una mezcla de experiencia artística y técnica, además de su pasión de toda la vida por la naturaleza. Para obtener más información sobre la película 3D IMAX Parques Nacionales: Una Aventura en América Salvaje y sobre el amor de MacGillivray por los parques nacionales, lo llamamos a su oficina en el sur de California.

¿Qué tenían los parques nacionales que te llevó a realizar este proyecto?

He amado los parques desde que mis padres me llevaron a Yosemite, cuando tenía 10 años. Jamás me he cansado de ellos, tal vez porque soy una persona muy visual y cada vez que veo algo increíblemente hermoso le tomo fotos; mi pasión es tomar fotos para compartirlas con otros.

Los parques nacionales han preservado estos lugares. Yosemite luce igual que hace 60 años, cuando fui con mis padres; incluso quizás se ve mejor gracias al Servicio de Parques Nacionales. Y eso ya es algo, porque la mayoría de los lugares no se ven tan bien como antes. Estos lugares son protegidos.

¿Cómo describirías la película?

Es una película de tributo y se cuenta a través de dos historias paralelas. Una es la historia original del concepto de parque, con Teddy Roosevelt y John Muir en 1903. Buscamos actores parecidos para representar su viaje de campamento de tres días a Yosemite, en el que Muir convenció al presidente de que valía la pena intentar proteger estas áreas.

El otro argumento presenta tres personajes de la vida moderna: Conrad Anker, que es un alpinista famoso, su hijo Max Lowe y la amiga de la familia Rachel Pohl. Max es fotógrafo y Rachel es pintora. Cada vez que se presenta una oportunidad, simplemente comienzan con entusiasmo y encuentran el próximo parque. Tienen el objetivo de visitar todos los parques nacionales durante sus vidas; esto les representa un desafío y les genera placer. Lo que los motiva es enriquecerse, pero no con dinero ni nada por el estilo.

La película recrea el emblemático viaje de campamento de tres días que John Muir y el presidente Theodore Roosevelt hicieron por Parque Nacional Yosemite en California.

La película recrea el emblemático viaje de campamento de tres días que John Muir y el presidente Theodore Roosevelt hicieron por Parque Nacional Yosemite en California.
Ver más

Parece que para ti hay una conexión real entre la naturaleza y el arte. ¿Cómo ves esa conexión?

Hoy en día todo el mundo tiene una cámara en el teléfono. Puedes tomarte una foto en el momento, enviársela a tu abuela y ella la recibirá en cinco segundos. Y esa es una de las alegrías de estar en los parques. Todos están tomando fotos. Hace diez años, eso no era así, y filmar era costoso. Algunos tomarían fotos y luego guardarían la cámara, y eso sería todo. Ahora la cámara está al alcance todo el tiempo.

Así que pienso, al menos espero, que la gente está apreciando el esplendor visual de los parques nacionales más intensamente y a un nivel diferente de como lo hacían antes. Están esperando que las nubes se modifiquen, que el cielo se oscurezca, para obtener ciertas condiciones de iluminación. Hay una nueva apreciación por el arte de la fotografía y la belleza de nuestras maravillas naturales. La gente está involucrada con una nueva moda; eso me parece maravilloso.

Y también hace mi trabajo un poco más intenso. Me tengo que esforzar aún más para obtener algo que no hayan visto. Por lo que intento encontrar lugares a los que la gente no puede llegar, trabajo con más intensidad y consigo el permiso de helicóptero para poder tomar fotos increíbles que otros no pueden tomar.

Tres de las estrellas de la película, Conrad Anker, Max Lowe y Rachel Pohl, contemplan el Canyonlands National Park de Utah.

Tres de las estrellas de la película, Conrad Anker, Max Lowe y Rachel Pohl, contemplan el Canyonlands National Park de Utah.
Ver más

Supongo que el formato de pantalla gigante en el que estás trabajando también te permite captar cosas que la gente no puede captar con su teléfono. ¿Cómo este formato forma parte de tu trabajo?

En una pantalla plana de cine, obtienes una vista de 90 grados. Con una pantalla domo, se logra una vista de 180 grados, por lo que parece que estás adentro de la película. Sientes que estás ahí, en la vida real.

Filmamos una película que es 10 veces más grande que las de 35 mm, así que cada cuadro tiene 150 millones de píxeles de información. Todavía no lo captura ninguna cámara digital. Sucederá, pero ninguna lo puede capturar ahora. Esto significa que le estamos brindando al público más información, más estimulación visual de la que obtendrán con cualquier otro formato, y eso es lo atractivo.

Lo que tengo que hacer con mi trabajo en cine es lograr que esa atracción valga la pena. Tengo que ofrecerles a los espectadores una imagen visual que los ponga en un lugar bastante interesante y donde hay mucho que ver: algo en el fondo, algo en primerísimo primer plano, algo a la izquierda, algo a la derecha y algo en la parte superior, porque el cuadro IMAX es realmente grande. Entonces no busco un primer plano, sino una toma abierta que tenga todos los componentes de la parte de adelante, del medio y de atrás, y es extraordinario porque la gente no lo ha visto ya un millón de veces.

Intento llegar a los lugares donde se obtiene una vista única. Luego, espero la iluminación correcta que realmente hace que sea única: las nubes, el arcoíris, los rayos de luz entre las nubes.

El ícono de Hollywood y fanático de las actividades al aire libre Robert Redford es el narrador de la película. Fue la primera elección del director Greg MacGillivray.

El ícono de Hollywood y fanático de las actividades al aire libre Robert Redford es el narrador de la película. Fue la primera elección del director Greg MacGillivray.
Ver más

Robert Redford narra la película. ¿Cómo beneficia al proyecto tener a un ícono de Hollywood como él?

Como director, deseas que el narrador tenga credibilidad para el público. Robert Redford fue la primera persona en mi lista por tener esta credibilidad. Luchó por la naturaleza durante toda su vida.

Vive en Utah, y una de las razones por las que está ahí es que hay muchos espacios abiertos y parques nacionales. Así que predica con el ejemplo, no solo habla sobre eso. Esquía, disfruta estar al aire libre, hace caminatas. Es muy vital. Lo lleva en la sangre.

¿Qué esperas que la gente aprenda con la película?

La conservación no es un asunto menor. Tienes que luchar continuamente contra la gente que quiere hacer dinero con estas maravillas, ya sea que se trate de los que construyen complejos turísticos o casas a lo largo del Gran Cañón, o los que quieren extraer minerales de ciertas áreas que deberían permanecer prístinas. Es una lucha continua.

Por eso queremos que se entienda que los parques son especiales y que vale la pena salvarlos, para demostrar que tienen un valor espiritual, un valor para nuestra poesía, nuestro arte y nuestro sentido de ser. Eso es lo que queremos difundir con esta película. Vale la pena sostener esta lucha y vale la pena brindar apoyo a los parques propiamente dichos.

Greg MacGillivray fue nominado dos veces al premio Oscar. Se ha editado esta entrevista con el fin de acortarla y otorgarle mayor claridad.