Skip to main content
Orfield Labs Quiet Chamber
1 de 1
  • Estados:
    Minnesota

El silencio enloquecedor de este laboratorio es bueno para los negocios, pero malo para la sanidad.

Orfield Laboratories, en el sur de Mineápolis, es el hogar de un espacio que alguna vez fue llamado “el lugar más silencioso del mundo” por el Guinness World Records. (A partir del 2015, ese título ahora pertenece a una habitación silenciosa desarrollada por Microsoft en el estado de Washington).

El laboratorio se denomina cámara anecoica, lo que significa que no hay eco, ya que la sala absorbe el 99,99 % del sonido. Varios fabricantes la utilizan para probar el volumen y la calidad de sonido de productos, además, también puede enloquecer a una persona. Una habitación silenciosa típica durante la noche registra aproximadamente 30 decibelios; esta cámara registra -9. Está construida con cuñas acústicas de fibra de vidrio de 100 centímetros de grosor y paredes dobles de acero aislado y hormigón de 30 centímetros de grosor.

Los fabricantes usan el laboratorio para pruebas y desarrollo de productos. Por ejemplo, empresas como Harley Davidson utilizan el laboratorio para crear motocicletas más silenciosas, pero que mantienen el sonido característico de una Harley. Otros productos, como las pantallas LED, se prueban para garantizar que su volumen no sea demasiado alto. De hecho, la NASA utiliza un laboratorio similar para probar a sus astronautas, dado que el espacio es como una cámara anecoica gigante, explica Steven Orfield, presidente de Orfield Labs (Laboratorio Orfield).

El silencio es enloquecedor

Los visitantes deben reservar un recorrido para ver la habitación y solo se les permite hacerlo de manera breve y bajo supervisión. Según el sitio web del laboratorio, solo los miembros de los medios de comunicación pueden permanecer solos en la cámara durante períodos prolongados. Un periodista duró 45 minutos; la mayoría de las personas se van después de la mitad de ese tiempo sin poder soportar los espeluznantes sonidos de su propio cuerpo. “En la cámara anecoica, tú te conviertes en sonido”, declara Orfield.

Ante la ausencia de ruido exterior, los oídos se adaptan a la presencia de un silencio enloquecedor. A medida que los oídos se adaptan al silencio, los sonidos de los latidos, el estómago y los pulmones son tu única referencia, lo cual puede resultar desorientador.

Orfield explica que la única manera de permanecer en la habitación durante un largo período de tiempo es sentándose. El sentido de orientación de una persona depende considerablemente de los sonidos que se producen al caminar o pararse y, a medida que esas señales sonoras se eliminan, la percepción se vuelve distorsionada y el equilibrio y el movimiento se vuelven casi hazañas imposibles.

Lo que debes saber antes de ir

Para reservar un recorrido, comunícate con [email protected] para obtener la información más reciente. A partir de agosto del 2017, los recorridos tienen un valor mínimo de USD 125 por persona con un total mínimo de USD 250.

Contenido creado originalmente para Atlas Obscura.

Más información

Temas relacionados:

Explorar más
The Rochester skyline at sunrise

Destino

Rochester

Ingresando a la ciudad a través del Stone Arch Bridge sobre el Mississippi River

Destino

Mineápolis